Por la dignidad y los derechos humanos en el Sáhara

Publicado 7 septiembre, 2010 at 9:41 pm

No hay comentarios

El Colectivo Harimaguada de educación afectiva y sexual de Canarias quiere manifestar su solidaridad con las compañeras y compañeros represaliados por expresar pacíficamente su apoyo al pueblo saharaui y su derecho a la autodeterminación, por denunciar la ocupación del territorio saharaui por parte del Reino de Marruecos y por el trato que éste  depara a las ciudadanas y ciudadanos saharauis. También quiere expresar su repulsa e indignación por los hechos ocurridos tras la manifestación pacífica que este grupo de activistas protagonizó la tarde del sábado 28 de agosto en El Aaiún, Sáhara Occidental, en los que fueron asaltados y agredidos brutalmente por agentes secretos de la policía marroquí.

Al Reino de Marruecos, que invadió el Sáhara Occidental en 1975, no le bastó con arrastrar hasta el desierto a las capas más pobres de su sociedad, utilizarlas como escudo frente al ejército español y hacerse con las riquezas del territorio ocupado, sembrarlo de minas y militares armados, izar su enseña en cada vivienda, después de pintar todas y cada una de ellas con su color, sino que su ejército vigila, persigue, apalea, secuestra y encarcela a cualquier saharaui o persona sospechosa, después de 35 años de dominación. Y lo hace mediante  un cúmulo de actuaciones ilegales y antidemocráticas de represión y violación de los Derechos Humanos -ante las propias narices de las Fuerzas de Paz de las Naciones Unidas-, que ha generado una situación de inseguridad, persecución y miedo inadmisible, una realidad que los poderes fácticos parecen empeñados en negar u ocultar, mientras ningún organismo internacional parece querer verla; y que  tenemos la obligación de desvelar al mundo, de denunciar e impedir que se  estabilice como una situación de normalidad.

El conflicto del Sáhara Occidental no es un pulso entre vecinos, es la bota interesada del imperialismo y su padre el capitalismo, que continúan asfixiando a las personas más pobres y desheredadas, a los olvidados de la tierra, en un conflicto que la población canaria  no olvida  y ante el cual declaramos nuestro apoyo a la lucha legítima del  pueblo saharaui por su libertad y dignidad, el apoyo histórico de Canarias al Sáhara Libre.

La acción de estos compañeros y compañeras no puede caer en el vacío. Ha de ser un revulsivo para que el movimiento social y todas las personas de bien exijamos a los gobiernos de Canarias, España y la Unión Europea que se comprometan seriamente en la resolución del conflicto del Sáhara Occidental e insten al gobierno marroquí para que se cumplan los acuerdos de la ONU para la celebración de un Referéndum de Autodeterminación que resuelva la insostenible situación de las decenas de miles de saharauis de los campamentos de refugiados y del Sáhara ocupado. De nuestra unión y acción también depende una solución justa para un pueblo que resiste en la lucha por su libertad y su dignidad. ¡No le podemos fallar!